jueves, 24 de enero de 2008

Reforma Penal en la Provincia de Buenos Aires

Según la nota publicada en el día de hoy en el Diario Clarín se propuso una reforma del Código Penal para que los autores de delitos detectados "in fraganti" sean indagados y procesados dentro de los 25 días posteriores al hecho y que el imputado pueda llegar a juicio en no más de 60 días (dicha Norma aplicaría sólo para delitos con penas inferiores a 15 años de prisión).

Asimismo se buscaría reducir el número de causas que ingresan a la Cámara de Casación dado que hoy se encuentra colapsado.

Me parece una excelente medida siempre y cuando sea acompañada por un grado elevado de eficiencia por parte de los fiscales y jueces. El paso siguiente, idealmente en paralelo a la sanción de estas dos leyes, podría ser una mejora en primero y principal las condiciones a las que son sometidos los presos en las cárceles, en donde no cumplen con los niveles de sanidad, protección y alimentación. Segundo, el gobierno bonaerense debería apuntar a implementar programas de educación para los presos, luego de trabajos comunitarios o en obras públicas que sirvan no sólo como castigo sino también como un aprendizaje y un moldeado de sus conductas. Posteriormente un grupo de psicólogos deberían trabajar en métodos eficientes de reinserción a la sociedad y en lo posible, que salieran con empleos fijos. De esta manera el tiempo invertido en la cárcel serviría de algo y evitaríamos casos en los que el ex-presidiario es puesto en libertad y al poco tiempo vuelve a delinquir.

Creo que esta medida es muy buena y habla bien del actual gobernador Scioli, pero debe ser tomada como el comienzo de una reforma estructural aún más grande y profunda que contemple el mejoramiento de la calidad en el servicio penitenciario y la posterior reinserción de los reclusos en la sociedad.



Clarín - 24/01/2008 - El gobierno bonaerense propone una reforma penal para acelerar los juicios

1 comentario:

  1. buena opinion, aunque seas lego, es una buena argumentacion. De todas formas, con el juicio de delito flagrante hay que tener cuidado, ya que si no hay prolijidad y mayor asignacion de recursos a la justicia, el fiscal va a terminar siendo un policia, el juez un verdulero y el defensor un remissero. Saludos, un abrazo...

    www.jxicultura.blogspot.com

    ResponderEliminar